17/11/14



Inscripciones por aquí:
http://www.esquizoanalisisweb.com/#!acontecimientoyvertigo/c1jt9

La idea dramática: Acontecimiento y Vértigo
“Lo que nos interesa son aquellos modos de individuación distintos de las cosas, las personas o los sujetos: la individuación, por ejemplo, de una hora del día, de una región, de un clima, de un río o de un viento, de un acontecimiento. Quizá sea un error creer en la existencia de cosas, personas o sujetos.”
Gilles Deleuze – Félix Guattari

Ejes temáticos:

- Acontecimiento y Acto
- Acontecimiento y Cartografía
- Acontecimiento y Concepto
- Acontecimiento y Composición
- Acontecimiento e Imagen
- ¿Vértigo o Caosmosis?

Para que el acto de pensar sea inseparable del de crear, la relación entre lo que está fuera del pensamiento con el pensamiento debe estar infinitamente presente. En esta relación, en este Entre del pensamiento y no-pensamiento es en donde se producirán los acontecimientos.

“Para nosotros, el concepto debe decir el acontecimiento, no la esencia.”

La tarea del artista (y del filósofo-artista como quería Nietzsche) es captar las fuerzas que vendrán, esas que golpean las puertas del futuro: captar el rayo y el devenir de la Tierra. Por eso, lo que tendrá que hacer el filósofo-artista será captar en todo el devenir y el acontecimiento si no quiere quedar atrapado, vivir como esclavo y frenar todo proceso de creación vital y revolucionario. Devenir revolucionario, dice Deleuze, “no es querer la revolución, ni esperarla, ni añorarla, es captar todas las fuerzas que están deviniendo revolucionarias en este momento.” Cuando algo se está produciendo en mi, que escapa a lo que está normatizado, a lo estructurado, a lo que se espera que yo represente, cuando ese algo presenta una vida nueva, en el aquí y ahora, es que estamos en un devenir revolucionario – sea solos, en grupo, en una relación, en una nación -.

El devenir revolucionario es inseparable del devenir artista y de la encarnadura intempestiva en nosotros de un acontecimiento. Devenimos abismo, nos enfrentamos al vértigo: tendremos que componer entre estas dos fuerzas.

¿Qué pasa cuando todo es Múltiple? ¿Qué pasa cuando todo es Devenir? ¿Qué pasa cuando todo es Acontecimiento?

“Hay líneas que, sean o no abstractas, forman contornos, y hay otras que no los forman. Estas son las más hermosas. Pensamos que las líneas son los elementos constitutivos de las cosas y de los acontecimientos. Por ello, cada cosa tiene su geografía, su cartografía, su diagrama. Lo interesante de una persona son las líneas que la componen, o las líneas que ella compone, que toma prestadas o que crea.”

¿Cómo captar y cómo crear: una palabra, una imagen, un vértigo y un cuerpo que sean acontecimientos, que al atravesarnos nos modifiquen, nos ensanchen el espíritu y nos intensifiquen el cuerpo, inseparablemente, que nos dibujen un nuevo mapa para que cada uno, con sus herramientas, comience un (nuevo) viaje?

“El estallido, el esplendor del acontecimiento es el sentido. El acontecimiento no es lo que sucede (accidente); está en lo que sucede el puro expresado que nos hace señas y nos espera. Mi herida existía antes que yo; he nacido para encarnarla… es lo que debe ser comprendido, lo que debe ser querido, lo que debe ser representado en lo que sucede. Bousquet añade: «Conviértete en el hombre de tus desgracias, aprende a encarnar su perfección y su estallido.» No se puede decir nada más, nunca se ha dicho nada más: ser digno de lo que nos ocurre, esto es, quererlo y desprender de ahí el acontecimiento, hacerse hijo de sus propios acontecimientos y, con ello, renacer, volverse a dar un nacimiento, romper con su nacimiento de carne. Hijo de sus acontecimientos y no de sus obras, porque la misma obra no es producida sino por el hilo del acontecimiento.”

Una idea siempre es portadora de un Acontecimiento, por lo tanto su porvenir es sinónimo de una incertidumbre, de algo a conocer, a crear y a experimentar para que, recién entonces, se pueda “contar algo”, para poder expresarse.

“En todos mis libros he investigado la naturaleza del acontecimiento: es el único concepto filosófico capaz de desplazar al verbo ser y al atributo.”

La filosofía de Gilles Deleuze y Félix Guattari siempre se tensó sobre el vértigo, descubriendo e inventando herramientas para pensar el Acontecimiento y así no dejarse caer en él.

El cine, el teatro, la danza, la plástica y la música, entre otras artes, siempre propusieron sus propios modos de conjurar el vértigo, logrando hacer del abismo y el afuera una fuerza necesaria y deseante que podemos atravesar y ser atravesados por ella.

Deleuze y Guattari han trabajado mucho e intensamente relacionando la filosofía con las disciplinas artísticas, la ética y la política.

Este curso abordará estas conexiones entre la filosofía, el arte y la vida. Conceptos intensivos. Procedimientos creativos. Laboratorio de investigación.

No es imprescindible el conocimiento previo de estos filósofos.

Dirigido a artistas, filósofos, psicólogos, estudiantes y todo aquél interesado en la producción de subjetividad.

Inicio: 13 de Enero 2015
Duración: 6 clases (7 semanas)
Docente: Lamberto Arévalo


Modalidad de cursada:
- El inicio del curso es el martes 13 de Enero 2015. Comenzaremos con tres días de presentación y conocimiento de la plataforma.
- Desde el día de su inscripción recibirá materiales introductorios.
- El día Viernes 16 de Enero, publicaremos la clase 1 del curso. La misma contará con una versión online las 24 hs y con una versión en PDF, para descargar e imprimir, para aquellos que lo deseen. Se incluirá también una serie de textos de lectura complementaria y no obligatoria que podrá descargarse desde la Biblioteca.
- Contaremos con un Foro de Clases en donde semana a semana iremos intercambiando acerca de las clases.. Allí se podrá estar en contacto con el docente y los otros particpantes durante todo el curso.
- Habrá también un Foro de asistencia Técnica para acompañar a los alumnos durante todo el trayecto.

29/8/14

Curso Virtual - Desde el 23 de Septiembre - "Bacon Deleuze: La vida como obra de arte"


La imaginación técnica (y sus procedimientos)
Deleuze y Guattari no se cansaron de pensar las prácticas.
La práctica sobrepasa al pensamiento (forzándolo a pensar algo nuevo).
El pensamiento sobrepasa a la práctica (forzándola a crear actos en lugar de acciones).
Todo esto conlleva una Técnica.
No hay arte ni filosofía que no la tenga y la re-cree constantemente.
La Técnica entendida como el territorio en donde pensamiento y práctica​ se vuelven indiscernibles, inseparables. Esta técnica necesita ser definida constantemente, sentida intensamente, intuida, creada y vivida.

Hay diversas líneas de procedimientos que componen y constituyen una técnica. Una técnica que se expresa en Afectos, Perceptos y Conceptos.

Bergson con su "método de precisión". Spinoza con su "es deber tener un cuerpo". Nietzsche y su "danza". Deleuze y Guattari con sus "máquinas nómades".

Paul Cézanne: ​«Todos los grandes paisajes tienen un carácter visionario. La visión es lo que se vuelve visible de lo invisible... El paisaje es invisible, porque cuanto más lo conquistamos, más nos perdemos en él. Para llegar al paisaje, tenemos que sacrificar, tanto como nos sea posible, cualquier determinación temporal, espacial, objetiva; pero este abandono no sólo alcanza el objetivo, nos afecta a nosotros mismos en la misma medida. En el paisaje, dejamos de ser seres históricos, es decir seres por sí mismos objetivables. No tenemos memoria para el paisaje, tampoco la tenemos para nosotros en el paisaje. Soñamos de día y con los ojos abiertos. Somos sustraídos al mundo objetivo pero también a nosotros mismos. Es el sentir.»

Y Francis Bacon le dice a Marguerite Duras: 
"Es siempre por medio de los procedimientos técnicos como se encuentran las verdaderas aperturas. La imaginación técnica es el instinto que trabaja fuera de las leyes, para volver al tema sobre el sistema nervioso con la fuerza de la naturaleza.
Hay jóvenes pintores que excavan la tierra, toman la tierra y luego exponen esta tierra en una galería de pintura. Es tonto, y prueba la falta de imaginación técnica. Es interesante que tengan ganas de cambiar de tema, hasta el punto de llegar a arrancar un pedazo de tierra, y ponerla sobre un pedestal. Pero, lo importante sería que la "fuerza", con la cual arrancan la tierra, "regresara". Que el pedazo de tierra sea arrancado, si, pero que sea arrancado a su sistema personal y hecho con su imaginación técnica."

9/6/14

CURSO VIRTUAL: LA IDEA DRAMÁTICA Cómo deshacer el rostro


¿Qué es todo ese campo de subjetivaciones y significados establecidos que atenazan y modelan nuestros modos de vivir y crear?
El Rostro debe ser reconocido para poderlo borrar de nuestras producciones vitales y dar potencia a nuestros devenires intensos.
¿Se pueden crear cartografías en donde el teatro, el cine, la pintura, la música, la literatura y la filosofía sean caminos donde descubrir herramientas para deshacer el ROSTRO?
“Convertir en presente y actual una potencialidad, es algo completamente diferente a representar un conflicto.” . (Deleuze)
Así en el Arte como en la Vida, este conflicto es un Rostro y vamos a investigar en este curso qué es y cómo deshacerlo.

3/3/14

Procedimientos y líneas de fuerza de una obra en proceso (Apuntes para una ponencia dada en el Congreso de Tendencias Escénicas organizado por la Universidad de Palermo, Buenos Aires, Argentina, el 26 de febrero de 2014)

 “Si una imagen contemplada por separado expresa algo nítidamente, si conlleva una interpretación, no se transformará al contacto con otras imágenes. Las otras imágenes no tendrán ningún poder sobre ella y ella no lo tendrá sobre las otras imágenes. Ni acción, ni reacción. Es definitiva e inutilizable en el sistema del cinematógrafo. (Un sistema no lo regula todo. Es el comienzo de algo.)” Robert Bresson: “Notas sobre el cinematógrafo.” [1]

Desde el primer encuentro del grupo de trabajo, en cada reunión de producción y/o ensayo, hasta la consolidación de la obra como tal: nunca interpretar, ni juzgar, sabemos que no se trata de eso. Como tampoco de tener “claro” lo que vamos a hacer. Nunca va a ser lo mismo tener el convencimiento, la certeza y la precisión de una idea-fuerza que nos llevará hacia adelante (que nos dirá “Es esto lo que tenés que hacer”), que creer que sabemos de antemano el resultado de dicha idea: su realización y culminación.

El objetivo de un proceso de creación suele estar dominado por la idea de un fin. Se cree plantear un comienzo y, en realidad, lo que se plantea es la concreción de una idea ya fijada, ya vista, pre-existente, nítida. Pareciera que así se está seguro, se es confiable para los demás, se “sabe” lo necesario para llegar a buen puerto… En cambio, nosotros creemos que nuestra tarea es la de percibir, sentir y poner en escena el nacimiento de algo, una fuerza-cuerpo-idea dramática: una pieza mutante.
Una imagen es una idea. Como dice Bresson, si es nítida… es inutilizable.
Hay ideas que indican y otras que desarrollan, dice el filósofo Henri Bergson. A las primeras las llamamos: ideas-fuerza. Son las que, cuando intuímos su presencia, nos dan la potencia de afirmación – tan frágil muchas veces- que necesitamos para comenzar y seguir un proyecto.  En cambio, una idea que desarrolla tiene por guía y como naturaleza un fin, un resultado: una representación. La idea-representación se basa en lo conocido, la costumbre, lo instituido; todas estas áreas poseen desde hace siglos sus sistemas, sus modos orgánicos y espirituales de existir, sus reglas y coordenadas, dan seguridad. En definitiva, una misma base trascendente, en donde el hacedor puede sentir que sabe - aunque este saber incluya algo a descubrir - regido por el orden de las oposiciones, las contradicciones y los conflictos. Por lo tanto, podrá controlar el devenir de los acontecimientos. Como en nuestros sistemas instituidos, saber, conocer y controlar serán tres verbos que irán de la mano, inseparablemente, en la idea-representación. Conciente o inconcientemente, da lo mismo, la Representación ocupará todo sobre la escena, dictará sus leyes, sus principios garantizados tanto por la filosofía clásica como por la psicología y el humanismo platonizado de hoy, desde el principio hasta el “fin” del proceso.

La idea-fuerza, la que indica, por empezar dota a cualquier elemento – material e inmaterial- de un mismo carácter doble: el devenir y el flujo absoluto es la propiedad que comparten todos los elementos en el Universo. En todos los casos, un estado molecular se hará presente en el material y, por supuesto, será imposible prever y controlar su actividad total, su presencia actualizada Será imposible evaluar cómo será en una experimentación, qué potencias producirá en el proceso de creación. Por lo tanto, de aquí deriva que la obra que se busca componer jamás estará acabada: no porque le vaya a faltar algo, no porque haya relaciones entre la “carencia”, el “pecado original” y una “brecha” o “vacío” imposibles de llenar. Es más sencillo. Ni Dios da el resultado exacto de nuestro mundo. Si Dios lo diera, este mundo se acabaría inmediatamente. Los cálculos, por suerte, nunca dieron ni darán un resultado correcto. La obra sería por definición, precisamente, lo que nunca acaba. La obra será el proceso, y eso no hay estreno, ni éxito, ni fracaso que lo pueda cambiar. Pieza mutante, la obra como producto y productora de un eterno constructivismo, en donde el sentido se volverá a poner a prueba y volverá a nacer con cada función.

Todo comienzo se da cuando damos el 2º paso.
Entre el Primer y el Segundo paso ocurre algo que creará el Tercero. Ahí entonces estará presentándose el Acto Dramático, se lo podrá captar y poner en movimiento. El Tercero, el Acto Dramático, es lo que nos pondrá a actuar y el que nos comenzará a dar a conocer la obra.
Los datos con los que contamos para comenzar una obra, un ensayo, son Datos Genéticos, en cuanto pueden dar a nacer algo que no se encontraba de antemano, algo que no pre-existía.
Lo contrario es un Dato Identitario. La Identidad como dato (de un problema, de un tema): no nos va a servir como idea-fuerza para el Acto Dramático.  La Identidad como dato, es inútil como fuerza activa al depender y estar ligada a la Historia, al pasado, a lo hereditario. Los rasgos y modos de operación de tales datos identitarios serán: las oposiciones, los contrarios y sus luchas, los conflictos; todos estos elementos derivarán del plano de la Representación. Este plano, preexiste a todas estas determinaciones y líneas de sentido asegurado, siendo su fuente, su horizonte y su cielo. No es que estas determinaciones generen la Representación sino que ella, la Representación, es su máquina abstracta, su productora. El Dato Identitario, a lo sumo, funciona afirmativamente como efecto y/o resto de una expresión. Tal vez haga máquina dentro de un agenciamiento de enunciación, cuando se produce en el encuentro de devenires y de fuerzas activas que llevan a la identidad por alguno de sus costados, nunca por delante o por detrás como garantía de un origen. Tal vez se encuentre un rasgo identitario en el despliegue de determinadas puestas en movimiento, como un signo mundano o un nombre común que transita por ahí, sin que por eso sea el dominador del presente de las fuerzas dramáticas… De este modo, lo identitario no será rector de la idea- fuerza, ni juzgará los resultados obtenidos.

El Dato Genético, en cambio, es crítica, inmanencia y creatividad; trinidad indivisible que se dará expresivamente. Es lo que entonces verdaderamente explicará lo que pasa, a quién le pasa y cómo pasa… Cuando decimos “verdaderamente explicará”, nos referimos a que será la fuerza expresiva, creada en el aquí y ahora de la obra, la que lo va a desplegar, mostrar y someter a la vivencia experimental de la obra. Aquí la explicación será inseparable de una novedad que se dará en lo expresado, nunca antes.

Decíamos que entre el Primer y el Segundo paso, comenzaba el Tercero, el Acto Dramático. Que entonces ahí todo comienza. Ahora agregaremos: este Tercero será inseparable de un Cuarto, que se dará al mismo tiempo y se mantendrá a lo largo de todos los Pasos y Devenires del proceso de creación: será una Voz, la de la Cuarta persona del Singular, una especie singular de Voz llena de voces, que podremos tener la suerte de oir-sentir si la cosa funciona…
“..y es la voz de la cuarta persona del singular
a través de la cual nadie habla
y que sin embargo existe.” Lawrence Ferlinghetti

El Acto es lo contrario a la Acción:
“La acción no es la vida, sino una manera de fagocitar sus fuerzas” (Arthur Rimbaud, “Una temporada en el infierno”)
Hayao Miyasaki, el director japonés de cine animé que amamos. Apareció de pronto, en el primer o segundo ensayo de “El lago” (cuando este proyecto se llamaba “Una novia…”). Y se quedó entre nosotros: apareciendo entre los cuerpos cuando iniciábamos un precalentamiento, al final de un ensayo donde nos dábamos cuenta que había estado su fuerza todo el tiempo, ahí. Y sigue. Nos va arrojando, de manera muy abstracta y muchas veces sorpresiva, señales, colores, figuras. Lo que menos hacemos es intentar agarrarlas, simplemente porque son ellas las que nos toman por la espalda, a la hora de ir a dormir, caminando por la calle, en cualquier lado. Esas fuerzas siempre nos provocan lo mismo: ganas y necesidad de encarnarlas en escena; pero no se parecen en nada a una película de él, sin embargo no podemos dejar de sentir que sin esos films no existirían y hoy no podríamos estar construyendo este proyecto. Por eso puede decirse que “El lago” está inspirada en la obra de Miyasaki y al mismo tiempo no puede decirse que alguna de sus películas en particular nos haya guiado o marcado especialmente en este proceso. Por eso, resuena en nosotros este párrafo:

“Se debe considerar la cualidad en el devenir que la capta, y no el devenir en cualidades intrínsecas que tendrían valor de arquetipos.” Algo así dicen Gilles Deleuze y Felix Guattari  en su capítulo sobre los Devenires, en “Mil mesetas”.

Miyasaki devino una “cualidad” en este proyecto, sí, y muy importante. Captada en un devenir deseante que ya había comenzado desde antes de que nos demos cuenta que iba a ser tan importante, que tuvo que dar su primer paso (con una excusa tan lejana hoy) para encontrarse con su Dato Genético, recién en el 2º o 3º encuentro del grupo en los ensayos.
Hace rato que, para nosotros, las cualidades se dejan conocer y experimentar cuando las tratamos como sustantivos. Es nuestra manera de poner en palabras que necesitamos sustraerles, a las cualidades, los valores subjetivos que las dominan, que ya están fijados en ellas, que las tienen tan condicionadas y las vuelven tan estrechas, angostando nuestros caminos. Devenir a-significante del rojo, devenir a-representativo de la alegría, devenir a-subjetivo del amor o el odio; de alguna manera, volver sustantiva esa fuerza-cualitativa que solemos tener catalogada de una manera tan culturalizada, tan acostumbrada, tan tradicionalizada, tan intelectualizada o elevada que cuesta darse cuenta lo atrapado que nos tiene en realidad. Sabemos muy bien que hasta los objetos están cualificados, ni que hablar de las pasiones y los sentimientos. Y que esa cualificación, hoy en día funciona como causa y juicio de las decisiones en la escena. Por lo tanto, atención, necesitamos mucha atención y registro de lo que puede acontecer en cada instante de un encuentro, de un ensayo. La posibilidad de que la cualidad pierda su reinado, los cuerpos la experimentan rápidamente cuando son tratados intensivamente. Cuando no consideran ni siquiera – por supuesto – a la intensidad como una cualidad. Porque aquí está la clave: ella, la intensidad, es lo imposible de cualificar, ella es la que dará tierra, cualidad y sentido a lo que devendrá en algún plano, es la que nos mostrará lo cualitativo del Acto Dramático. El Acto Dramático dispara una cualidad, que portará ese drama, ese nombre, ese color, ese sonido, ese sentimiento: todas aquellas voces de esa Cuarta Persona que será la obra.

Nos ha pasado otras veces:
Al comenzar, hace tres años, el proceso de ensayos de “Los días felices”, la obra de Samuel Beckett, nos dimos cuenta de que la pintura de Francis Bacon nos estaba inspirando con sus líneas de fuerza y que la filosofía de Deleuze – como tantas veces, para qué negarlo – se presentaba, en particular con su visión del Acontecimiento, su modo neo-estoico de afirmar-aceptar el Acontecimiento. Bacon y Deleuze devenían Datos Genéticos, tanto como Beckett.
En definitiva siempre se trata de redoblar el Acontecimiento, de producir una contraefectuación del Acontecimiento, en donde la cadena de causas y efectos se ve paradogizada, irracionalizada, se vuelve asignificante y toda interpretación previa se ve desmoronada para dar paso a lo nuevo, sinónimo para nosotros del Acto, y del Acto Dramático en este caso. ¿Qué arte no comparte esta premisa de alguna manera, siguiendo sus propias derivas?
Sentimos que es bello, no hay otro modo de decirlo: los que nos inspiran aparecen después. Pareciera que el tiempo nos mostrara su autenticidad, que nos dijera, “olvídense de las categorías de pasado y futuro, está todo acá, coexistiendo, es sólo cuestión de dar el segundo paso, de seguir el devenir y se darán cuenta...”.
No es propiedad del teatro la inconclusión. No tiene que ver con una situación en donde una obra podría seguir transformándose con cada función, mediante procedimientos específicos de improvisación, espontaneidad, finales abiertos, participación del público, etc. No, es otra cosa. Es la sensación. Es que el arte no representa nada, sea cual sea  su manifestación, su tema o su época. En todos los casos, la obra artística da, crea, presenta, una pieza mutante por naturaleza.
Llevar a escena una obra de Beckett, al cual hay que respetar, actualmente, en cada coma y cada gesto escrito, provoca más libertades y nuevos interrogantes que casi cualquier tipo de improvisación posible. La cuestión no es la “libertad del arte”, sino que el arte libere.

Principio de incertidumbre: - Puede ser violenta una burbuja. (Escena de “El lago”) - Pasional una brizna:Y te sigo por el aire, como una brizna de hierba” (Federico García Lorca, “Bodas de sangre”). – Detener una Ley Natural: La gravedad…, tengo la impresión de que ya no es lo que era, ¿vos no? Sí, cada vez más la impresión de que si no estuviera sujeta de esta manera, sencillamente me iría flotando por el cielo.” (“Los días felices”, de Samuel Beckett)…

A lo largo de todo el teatro, el principio de incertidumbre se irá a repetir, fiel a la naturaleza de la repetición: de manera siempre distinta, desde un lugar inexplicable, construyendo infinitos diferentes en los cuerpos. En todos los cuerpos e ideas que participan del proceso de una obra de teatro. Como toda idea es un cuerpo y como no sabemos lo que puede un cuerpo, la presencia en el escenario (sala de ensayo, etc.) de las ideas dramáticas va a provocar una solidaridad que en pocos lados podemos percibir de manera tan brutal, afirmativa y vital: es la inmanencia de una obra en infinito proceso, porque todo lo que ande por ahí tiene la misma posibilidad de fundar su morada activa y devenir dramático. Se trata de descubrir y de inventar, en cada caso, los Datos Genéticos que las líneas de fuerza nos van a presentar.

Lamberto Arévalo, 2014




[1]Robert Bresson, francés, fue un genial director de cine que finalizando su carrera reunió estas notas en su libro, notas que fue tomando a lo largo de sus filmaciones.

23/12/13

22 y 23 de FEBRERO: Seminario Intensivo

Poner en Movimiento la Idea Dramática
Pensar y Producir la Escena desde una investigación práctica y filosófica.
Coordinador: Lamberto Arévalo
“Lo Intolerable: una nueva sensibilidad me acecha”

En este segundo seminario de verano, pondremos el foco en la dirección, actuación, dramaturgia y puesta en presencia de los actos dramáticos.

El arte y la filosofía buscan lo Intolerable, se encuentran con ello para reírse, para conmoverse, para resistir, para crear nuevos mundos. Los Acontecimientos hacen de lo Intolerable su novedad: percibiendo lo insensible, creando un devenir otro, inventando nuevas relaciones con uno mismo y con el universo.
La línea de fuerza del seminario correrá por aquí. Atisbando velocidades sin medida, que se producirán desde múltiples planos. Poniendo en acto ideas y potencias en el aquí y ahora de nuestros deseos.
Dirigidos a directores, actores, dramaturgos, estudiantes y todos aquellos interesados en la producción estética y creación de subjetividades.

Sábado y Domingo (22 y 23 de febrero) 10 a 15 hs. 
“Se carece de oídos para escuchar aquello a lo cual no se tiene acceso desde la vivencia.”
Friedrich Nietzsche

Procedimientos y contenidos:
“Método: No para darnos a conocer algo, sino para hacernos comprender nuestra potencia de conocimiento. Se trata, pues, de llegar a ser conscientes de esta potencia...” 
Gilles Deleuze. 
Perspectivas 
- poner el cuerpo: Creación de escenas – imágenes paradójicas - personajes - situaciones dramáticas.
- poner el foco: Escrituras y composición de cartografías vivenciales, mapas de registro, reflexión y creación durante todo el seminario.
- poner/se: Análisis y pensamiento en grupo de los acontecimientos escénicos que irán surgiendo a lo largo del encuentro. A partir de escenas y/o gérmenes de obras que aparezcan en el seminario.
- análisis de proyectos traídos por los participantes. Diagrama y evaluación de fuerzas para comenzar una obra.
Pasos 
- desde un teatro y un arte de las intensidades
- desde la filosofía de Gilles Deleuze (y ecos de Nietzsche, Blanchot, Spinoza, Bergson, Leibniz, Artaud, Brook, Bene)
- desde la conexión con la plástica, el cine, el clown, el butoh, el dadaísmo y otras disciplinas

La presencia y creación de Ideas Dramáticas produce devenires y actos que se dan en nosotros, nos pueden guiar, nos potencian. Participan allí los Acontecimientos, las naturalezas de esas fuerzas que se presentan dramáticamente, para hacernos vivir una vida inesperada. Hay una multiplicidad de mapas existenciales, donde conviven tanto las presencias virtuales como actuales que nombran, entre otras cosas, nuestras posibilidades de estar aquí y ahora, en nuestras creaciones, del modo más vital y digno. Pensando y actuando afirmativamente, de manera inseparable, produciendo sentido.
Dar presencia dramática es un trabajo donde pensamiento, intensidad, arte y cuerpo se vuelven inseparables e indiscernibles.
La fuerza del clown, la puesta en movimiento del teatro de las intensidades y devenires, el hacer visible del cine, la filosofía de Deleuze y sus aliados, todas estas corrientes tienen en común poner en acto la presencia de Ideas Dramáticas. Éstas son un concepto y un no-concepto al mismo tiempo. (“No representar conceptos, dramatizar ideas.”[1]) Son las que aportan la permanente apertura y el infinito recibir del afuera, sea éste un grupo, el público, las fuerzas invisibles del cosmos y/o las intensidades del cuerpo.
Nuestra investigación propone que cada participante del grupo, y el grupo en sí, encuentre sus procedimientos y modos de vivir y crear Ideas Dramáticas, producirlas y pensarlas.
[1] Diferencia y Repetición. Gilles Deleuze.

Buscando que nuestra atención este muy enfocada y presente, sin pausa, los invitamos a trabajar vivencialmente durante 10 horas, dos días seguidos, en todo esto.

Conceptos articulándose para la investigación sobre la Idea Dramática:
- Devenir: no es representar, no es hacer como si, no es ser ni es no ser, es una práctica, no hacemos otra cosa que devenir todo el tiempo y por el tiempo, y así creamos tiempo también. El Devenir contiene fuerzas animales, vegetales, cósmicas, abstractas, etc...
- El Acontecimiento: (“es el único concepto filosófico capaz de desplazar el verbo ser y el atributo -lo que se dice de algo -”), dice Deleuze. La problemática del Acontecimiento ha dividido las aguas: entre una filosofía del Ser y el Uno trascendentes y una filosofía de la Inmanencia que va por lo menos desde Spinoza y Leibniz hasta Deleuze y Serres.
Así como el Acontecimiento es capaz de desplazar al Ser, y expresarse en Devenires que lo actualizan, es probable que sea también la herramienta factible de establecer una crítica afirmativa y constructivista del naturalismo y el realismo dominante en las artes, tanto como en todo sistema de pensamiento.
- La Multiplicidad: “tener un cuerpo” se convierte no solo en una exigencia, sino además en la única herramienta eficaz para pensar lo múltiple y las potencias de Devenir del Pensamiento. La práctica y experimentación son entonces inseparables de una investigación filosófica y artística. Y el Devenir, el Acontecimiento y lo Múltiple van unidos en esta investigación por su potencia de estar envolviendo a los cuerpos, materiales e inmateriales, sin llegar a “ser” ellos nunca.


4/12/13

El Lago... un evento, donde presentaremos ante el público una obra experimental en gestación


Dirección y Videos: Lamberto Arévalo - Con: Cecilia Mártire, Eduardo Florio y L. Arévalo. 
Vestuario y escenografía: Marcelo Valiente e Ileana Vallejos. 
Realización: Katharina Bruderhofer e I. Vallejos - Música en vivo: Gabriel Cifarelli y L. Arévalo. 
Dramaturgia: Silvina Gianibelli y L. Arévalo - Fotos: Ana Devanna

En la búsqueda que venimos haciendo, nos estamos inspirando en Films de Hayao Miyasaki. Y en textos de Samuel Beckett, Emily Dickinson, Gilles Deleuze y Friedrich Nietzsche. 

En el Centro Cultural Borges (Viamonte esquina San Martín) . Sala Norah Borges.

14/8/13

Taller semanal de estudio e investigación filosófica y expresiva

La Idea Dramática en el Arte y la Filosofía - Coordinador: Lamberto Arévalo
Miércoles de 17 a 19 hs.

Si estás leyendo esto tal vez sepas que me dedico al teatro, la música y el cine, desde hace más de 20 años. Además de haber trabajado en proyectos de desarrollo infantil, dado clases de teatro y talleres y trabajos particulares de filosofía (estos últimos desde hace 11 años). El pensamiento de Gilles Deleuze siempre me ha acompañado en todas mis actividades y es en estos talleres donde sus conceptos se me renuevan (si se me permite la expresión), cobran nuevas fuerzas y modos. El encuentro que acontece en los talleres es un verdadero viaje… “El conocimiento de la obra de un filósofo, cuyas ideas violentan al pensamiento, se parece más a un entrenamiento espiritual que a un estudio estructurado de sus conceptos. En este entrenamiento (ahora) filosófico se hace evidente, como en pocas oportunidades, que el cuerpo y el alma experimentan las mismas pruebas… y que ambos deben querer atravesarlas si quieren recibir de dicho filósofo sus intensidades, sus señales y pensamientos.” Esto lo escribí en el año 2002 y hoy sigo sintiendo lo mismo. Por eso los invito a participar de este recorrido.

Procedimientos:
- análisis y pensamiento en grupo de los acontecimientos estéticos y filosóficos que irán surgiendo a lo largo del encuentro.
- escrituras y composición de cartografías vivenciales, mapas de registro, reflexión y creación durante todo el taller.
- siguiendo la ruta de la filosofía de Gilles Deleuze (con Nietzsche, Blanchot, Spinoza, Bergson, Leibniz, Artaud, Brook y Bene resonando entre otros)
- desde la conexión con el teatro, la plástica, el cine y otras disciplinas

17/7/13

Seminario Intensivo: La Idea Dramática en el arte y la filosofía. Sábado 3 y domingo 4 de agosto

Una investigación filosófica y expresiva sobre la Idea Dramática en el arte y la filosofía
Coordinador: Lamberto Arévalo
Sábado 3 y domingo 4 de agosto. De 10 a 16 hs cada día. Barrio: Villa Crespo.

Perspectivas prácticas:
- Poner el cuerpo: Creación de escenas – imágenes paradójicas - personajes - situaciones dramáticas.
- Poner el foco: Escrituras y composición de cartografías vivenciales, mapas de registro, reflexión y creación durante todo el seminario.
- Poner/se: Análisis y pensamiento en grupo de los acontecimientos escénicos y filosóficos que irán surgiendo a lo largo del encuentro.

Procedimientos: - Desde un teatro y un arte de las intensidades
- Desde la filosofía de Gilles Deleuze (y ecos de Nietzsche, Blanchot, Spinoza, Bergson, Leibniz, Artaud, Brook, Bene)
- Desde la conexión con la plástica, el cine, el clown y otras disciplinas

Breve C.V. de Lamberto Arévalo:
Como director teatral:
- “Los días felices”, de Samuel Beckett, en Sportivo Teatral; Patio de Actores; La mueca - Festival Beckett y El excéntrico de la 18º.
- “Una novia… Suite Africana” en C.C. Borges y Espacio Pata de Ganso.
- “A la caza de la virgen loca”, Club de Trapecistas Estrella del Centenario y C.C. Borges.
- “Mar en calma”, Teatro Océano.
- “El humo”, Ave Porco.
- “Pequeños Cielos”, Galpón V.
- “La falsa orilla”, danza teatro, Espacio Giesso y Liberarte.
- ”Colón, el desvío”, C.C. Recoleta.
- “Las mil y una noches, de un sueño a través de desierto”, El Vitral.
- “Los caramelos rabiosos”, musical infantil, Escuelas.
- “La espera...no entres dócilmente en esa noche quieta”, performance, C.C. Esteban Lisa.
- “Caleidoscopios”- “El Jardín de los sueños”, Escuelas.
- “Poemas”, Calibán.

Como autor de teatro:
"El lago"; “Una novia… Suite Africana”; “Quiero Werther” en Pan y Teatro y Tadrón ; “A la caza de la virgen loca”; “Mar en calma”; “El humo”; ”Colón, el desvío”; “Las mil y una noches, de un sueño a través de desierto”; “Pequeños Cielos”; “Caleidoscopios”; “El Jardín de los sueños”; “Poemas”.

En cine y audiovisuales: - Guión Adaptación de “Ifigenia en Áulides”, de Eurípides, título: “Extranjera” (film seleccionado para festivales tales como Berlín, BAFICI, Thesaloniki, Porto Alegre y Santiago de Chile), dirección: Inés de Oliveira Cézar.
- Coautor y asesor filosófico de “Trilogía Rauskra” (MALBA CINE);
- Asesor Filosófico de “Como pasan las horas”, de Oliveira Cézar, (Mención de Honor a Mejor Película por Fipresci 2005 Argentina, Primer Premio Fipresci Grecia, Seleccionado para los Festivales de Berlín, Mar del Plata y BAFICI);
- Puesta en escena del VideoDanza “Entrañada” con Rhea Volij;
- Autor y director de los videos: “Big Touchy”, “Alicia, reflejos” y de la obra multimedia “Islandia, un mundo en archipiélago”.
- Video-arte de la presentación de la novela “Taper ware” de Blanca Lema.

Composición musical de los espectáculos: - “Los días felices” - “Una novia… Suite africana” - “Talek”, de Rhea Volij - “A la caza de la virgen loca” - “Mar en Calma” - “Bolero Inmóvil” de Rhea Volij - “Mujer de boca ancha” de Silvia Baylé - “Historia de un caballo” de Tolstoy con dirección de Máximo Salas - “Pequeños cielos” - “Mi pueblo dónde está” de Hugo Sacoccia - “La (otra) brecha”, con dirección de Mirta Mansilla.

Como docente: - En Universidad Nacional de Córdoba (Cuarto y Quinto Año de la Licenciatura de Teatro), Seminario Especial Intensivo sobre “El cuerpo y el Acontecimiento”;
- En C. C. de la Cooperación a cargo del Taller de Composición Filo-Cinematográfica;
- En Escuela Argentina de Psicodrama, Seminario Intensivo sobre Gilles Deleuze.
- En teatros y estudios particulares, Talleres de Investigación y Entrenamiento Escénico y Seminarios y Talleres Intensivos de Filosofía.
- Teatro para personas con afasia cerebral en Fundación Argentina de Afasiología Schwarz.
- Teatro para niños con necesidades especiales, Escuela Decrolí, Quilmes.
- Teatro y Video en Programa Envión, del Ministerio de Desarrollo de la Prov. De Buenos Aires. Y para Programa contra las Adicciones de la Provincia de Bs As, Derqui.

En el área de la filosofía: - Expositor en Jornadas sobre Gilles Deleuze y Félix Guattari (organizadas por Imagen Cristal y Campo Grupal);
- Colabora para “b.612” (Laboratorio de innovación creativa de Blanca Lema);
- Asesor filosófico de “El Entre”, grupo de Performance, con dirección de Blanca Rizzo.
- Autor de diferentes ensayos sobre arte y filosofía, publicados en diferentes revistas y sitios web especializados en la temática.

Trabajo social y desarrollo infantil: - Responsable y Coordinador del “Taller de Investigación Artística Cri Cri” (Integrando el Equipo Técnico del programa Envión, del Ministerio de Desarrollo y Acción Social de la Provincia de Buenos Aires. en Garín, Partido de Escobar)
- Entrenador, Facilitador y Coordinador del programa ICDP (Programas internacionales de desarrollo infantil, avalado por la O.M.S.) apoyado por UNICEF Argentina y SDIA.
- Coordinador del taller de teatro popular en Nono (Provincia de Córdoba).

- Gana el Premio del Segundo Concurso “Nuestro Lugar 2010” del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación con su “Taller de Investigación Artística Comunitario Cri Cri”;
- Primer Premio Argentores y recibe la nominación para Los Premios Cóndor (Año 2008) a Mejor Guión cinematográfico adaptado, por “Extranjera”, versión libre de la tragedia griega Ifigenia en Áulides.

29/6/13

Crítica a "Los días felices" en "Revista Veintitrés", realizada por Luis Mazas. 28 de junio de 2013

http://veintitres.infonews.com/nota-6989-zonaroja-La-mujer-sin-piernas.html

"La puesta de Lamberto Arévalo imprime a Winnie el efecto plástico de una planta que no crece sino decrece. Bello ese accionar que tan bien acepta Roxana Berco, mientras agoniza los matices del soliloquio de esa mujer detenida en un falso presente continuo. Director y actriz toman una decisión interesante. No son conductistas; no sobreabundan, apenas sugieren su “interpretación” que arriman para que el espectador la complete. Totalmente separado de su mujer, detrás del montículo, el primitivo, prescindente Willie, refleja la ironía situacional de Beckett. Arévalo lo dota de mayor acción física, sugiere otra entidad absurda para el hombre de la que el texto especifica. Como pide todo Beckett, el director valora la expresividad elocuente de las luces. Acaso aluda. por medio de la ambientación sugestiva de Marcelo Valiente. que somos parte de un ciclo vital y a la tierra volvemos sin proyección trascendente alguna, como toda pretensión vana."

OTRAS CRÍTICAS A "LOS DÍAS FELICES"

http://www.geoteatral.com.ar/nota/LosDiasFelices-Critica

http://blogs.infobae.com/vamos-al-teatro/2013/08/09/unipersonales-que-ir-a-ver/?fb_action_ids=10201746169720211&fb_action_types=og.recommends

http://escenariosnacionales.blogspot.com.ar/2013/07/los-dias-felices.html

http://tranviasydeseos.com.ar/index.php?option=com_k2&view=item&id=4469%3Alos-d%C3%ADas-felices-lo-mismo-bien-diferente&Itemid=140

http://revistaruletachina.blogspot.com.ar/2013/06/teatro-los-dias-felices-dirigida-por.html?spref=fb

http://www.universodontologico.com.ar/libros/felices13.htm

http://entretenimiento.terra.com.ar/famosos/berco-entrega-una-insuperable-winnie-en-los-dias-felices-de-beckett,5263bf069748e310VgnCLD2000000dc6eb0aRCRD.html

Estadisticas de visitas