3/2/09

En Abril de 2009 "La alegría afirmativa, aquí y ahora"

Grupos de investigación y experimentación filosófica. El Aquí y Ahora será el tema excluyente. Y la alegría, eso que aumenta nuestras fuerzas, nuestra potencia, nuestro impulso vital, será la eterna acompañante y guía en este tema. NIETZSCHE. Él será nuestro motor, nuestro abismo, nuestro puente, nuestra flecha Aquí y Ahora Deleuze, Blanchot, Spinoza, Foucault, Serres, Agamben: son algunos de los que vieron el camino, y estarán con nosotros pensando, reflexionando en manada, investigándo/nos.

Y las artes,nuestras intensas líneas creadoras de alianza con la fuerza decreación. Queremos producir, vivencias, sobre todo sentir. Usaremos herramientas de los payasos, músicos, cineastas y mucha presencia corporal. Aventurándonos en los devenires del pensamiento que quiere pensar-crear.

Queremos decirlo, querer pensar no es aprender a pensar, no es saber pensar, no es qué hay que pensar Pensar ahora se hace dentro del canal de creación que todos somos Allí donde está nuestro verdadero querer Eso que pasa aquí y ahora Vengan quienes tengan ganas de navegar así.

Contacto lambertoarevalo@gmail.com 15-3256-5577


Textos sobre un sentido nietzschiano:
"Así sea. En toda cosa afirmar simplemente el así, el sic, más allá del bien y del mal. Pero así no significa simplemente: en este o aquel modo, con aquella cierta propiedad. “Asi sea” significa: sea el así. Esto: sí. (Este es el sentido de sí de Nietzsche: el sí se dice no simplemente a un estado de cosas, sino a su ser-así. Sólo por esto puede regresar eternamente. El así es eterno.) Giorgio Agamben, `La comunidad que viene´"
*************************
*************
Textos de Nietzsche:
"No dar crédito a ningún pensamiento que no haya nacido al aire libre y pudiendo nosotros movernos con libertad, a ningún pensamiento en el cual no celebren una fiesta también los músculos."
"Nuestros grandes gastos son los gastos pequeños y pequeñísimos. El rechazar, el no dejar acercarse a las cosas, es un gasto –no haya engaño en esto–, una fuerza derrochada en finalidades negativas. Simplemente por la continua necesidad de defenderse puede uno llegar a volverse tan débil que ya no pueda defenderse... ¿No tendría yo que convertirme en un erizo? Pero tener púas es una dilapidación, incluso un lujo doble, cuando somos dueños de no tener púas, sino manos abiertas."
"No conozco ningún otro modo de tratar con tareas grandes que el juego: éste es, como indicio de la grandeza, un presupuesto esencial. "
"Se carece de oídos para escuchar aquello a lo cual no se tiene acceso desde la vivencia."
"Inmenso acto de a u t o e x a m e n: volverse conciente de sí mismo no como individuo sino como humanidad."
"Devenir en tanto que inventar, querer, negarse a sí mismo, superarse a sí mismo: ningún sujeto, sino un hacer, poner, creador, nada de `causas y efectos´. "
"No se debe preguntar: “¿quién interpreta entonces?”, sino que el interpretar mismo, como una forma de la voluntad de poder, tiene existencia (pero no como un “ser”, sino como un proceso, un devenir) como un afecto. "
"¿Y sabéis qué es para mí, el mundo? ¿Tendré que mostrároslo en mi espejo? Este mundo es un monstruo de fuerza, sin principio, sin fin; una dimensión fija y broncínea de fuerza, que no aumenta ni disminuye, que no se agota sino que simplemente se trasforma; invariablemente grande en cuanto totalidad, una economía sin gastos ni pérdidas, pero asimismo sin crecimiento, sin entradas; rodeado por la nada como por su límite; no es cosa que se desvanezca ni se gaste; ni que se extienda indefinidamente, sino en cuanto fuerza definida, incrustada en un espacio definido y no en un espacio que estuviese “vacío” en algún punto; más bien como fuerza omnipresente, como juego de fuerzas y olas de fuerzas, siendo al mismo tiempo uno y “muchos”, acumulándose aquí y al mismo tiempo disminuyendo allí, un mar de fuerzas borrascosas anegándose en sí mismas, eternamente cambiante, refluyente; con inmensos años de retorno, con un flujo y un reflujo de su formas, que se despliegan de las más simples a las más complejas, de las más tranquilas, de las más fijas, de las más frías a las más ardientes, a las más salvajes, a las más contradictorias, y de la plenitud retornando a la simplicidad, del juego de los opuestos al placer de la armonía, afirmándose a sí mismo aún es esa identidad de sus días y sus años, bendiciéndose a si mismo como lo que debe retornar eternamente, como un devenir que no conoce ni saciedad ni hastío ni cansancio -: este mi mundo dionisiaco del crearse-a-si-mismo-eternamente, del destruirse- eternamente-a-sí-mismo, este mundo misterioso de la doble voluptuosidad, este mi más allá del bien y del mal, sin meta a menos que se encuentre en la dicha del círculo, sin voluntad a menos que haya voluntad en el anillo que vuelve sobre sí mismo. - ¿Queréis un nombre para este mundo? ¿Una solución a todos los enigmas? ¿Una luz también para vosotros, los más ocultos, los más fuertes, los más impasibles y tenebrosos? ¡Este mundo es voluntad de poder -y nada más! Y vosotros, vosotros sois también esta voluntad de poder y nada más. "

No hay comentarios.:


Estadisticas de visitas